Estados de agregación

Sólido, líquido y gas. Todo el mundo (o casi todo) reconoce los estados de agregación. Son las diferentes formas en las que los sistemas materiales pueden presentarse atendiendo a la organización de los átomos y moléculas que los forman.

En realidad la cosa no es tan simple. Por un lado existen otros estados de agregación. El Sol, sin ir más lejos, es una enorme bola de átomos ionizados que no se corresponden ni con un sólido, un líquido o un gas. Pero se conoces otros estados más exóticos como el condensado de Bose-Einstein.

Para complicar las cosas, algunos sistemas no podemos definirlos claramente en un estado de agregación.  La arena fluye como un líquido, se adapta a los recipientes que la contienen, pero sus granos son claramente sólidos. O la plastilina que, siendo fácilmente deformable, parece estar en un estado semilíquido o semisólido.

Este es, sin embargo, el primer tema que hemos elaborado para 2º de ESO y que puedes descargar aquí, preparado para imprimir o aquí, si quieres adaptarlo antes de imprimirlo.

Incluye las leyes de los gases y una introducción a la teoría cinético-molecular.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail
Esta entrada fue publicada en Currículo, ESO, Segundo, Unidad 1 y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario