Apagar y encender

Hace ya 6 años comencé un pequeño proyecto: tekisuto, para dar a conocer los materiales, interactivos o no, creados para mi labor en el aula. No era un proyecto ambicionso, pero en poco tiempo empezaron los problemas de todo tipo. El último, hace ya dos años, la saturación del servidor. Resultaba imposible escribir nuevas entradas, publicar nuevos recursos o modificar nada de lo ya escrito.

Había una solución clara: contratar más espacio en el servidor, pero suponía un gasto que no podía asumir en aquel momento. Seguramente se podría depurar código, eliminar ficheros, reestructurar la base de datos o yoquesequé. Pero mis conocimiento son los que son, pocos, mis habilidades las que son, pocas, y mis aptitudes las que son, nulas.

Así que, tras pensarlo un momento, he decido hacer lo que siempre recomiendan los informáticos cuando algo falla: ¿Ha probado a apagar y encender el equipo? Y eso decidí: apagar y encender el equipo, borrar todo y empezar de nuevo.

¿Y qué mejor fecha para empezar de nuevo que en el comienzo de un nuevo año? Pues eso. Nada mejor que empezar con el nuevo año. Tekisuto se apagó y vuelto a encender.

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail
Esta entrada fue publicada en Personal. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *